26 nov. 2013

FENESTRACIÓN APICAL POSTRAUMATICA

Es frecuente en la región anterior del maxilar superior y mandíbula, exclusivamente sobre la superficie vestibular del hueso alveolar. Los principales factores etiológicos son la infección crónica por caries dental o por trauma dental. 

La fenestración no es una complicación directa del traumatismo dental, sino va ligada a un proceso infeccioso posterior al traumatismo; esta puede evolucionar a un granuloma piógeno.

La fenestración apical en una condición patológica rara y asintomática, se caracteriza por una reabsorción progresiva del hueso alveolar que rodea a uno o más dientes, con exposición del ápice radicular.

La raíz es susceptible a la presencia de biofilm o biopelicula de microorganismos, debido a su exposición en boca, además de formación de cálculos que  impiden la curación espontanea de la lesión o ventana formada en la mucosa.

El tratamiento de elección es la extracción de la pieza, para proteger la posición y erupción del diente permanente. La lesión presente en la mucosa ulcerada sana relativamente en aproximadamente en 2 semanas.